7073c228ede0cdbb6e5a3d3f9c81bd88

Sanarán corazones de niños en nuevo centro en Medellín

Cuando se trata de enfermedades cardíacas, los niños tienen mayores dificultades para su atención especializada, pues hay pocos lugares en el país para tratarlos.

Según el Dane, la incidencia en Colombia de cardiopatías infantiles es de 5.200 casos nuevos anualmente y, para Antioquia, esto se traduce en 750 niños con estos padecimientos cada año.

El 70 % de estos pacientes requiere atención médica o intervención quirúrgica y, como explica Sonia Morales, cirujana cardiovascular pediátrica, los pocos centros de atención especializada en cardiopatías congénitas del país se quedan cortos para atender esta población.

Es por eso que ayer el Hospital Infantil de San Vicente Fundación inauguró la Unidad Santiago Corazón, que Morales coordina, y que será una infraestructura que centrará todos sus esfuerzos en fortalecer la atención a los niños con problemas del corazón.

Tuvo un costo de $9.212 millones. Cuenta con un quirófano y ocho camas en cada una de sus unidades, la de cuidados intensivos y especiales.

Hasta antes de crear el centro, explicó Morales, el equipo de profesionales del hospital venía trabajando en la consolidación de este programa desde 2017. A la fecha, como parte del plan que atendía en el hospital, han atendido 160 pacientes quirúrgicos con diversas patologías.

“Esperamos alcanzar la atención de 200 pacientes quirúrgicos al año y 70 en hemodinamia”, dijo Morales, “quizás más adelante tendremos que ampliar, pero con este aumento habrá una mejor cobertura”.

Solo cinco en el país

Como precisa la cardióloga pediatra Heidy Barrios, integrante de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, los centros infantiles de este tipo son pocos y están en las ciudades principales, por lo que es difícil consultar o asistir a controles de valoración para pacientes de pueblos lejanos.

La unidad que inaugura el Hospital San Vicente será el sexto servicio cardiovascular pediátrico del país, que se suma a la lista junto a la Fundación Cardioinfantil en Bogotá, la Fundación Valle del Lili en Cali, la Fundación Cardiovascular en Bucaramanga y la Clínica General del Norte en Barranquilla.

En Medellín será la segunda de su tipo, puesto que la única unidad infantil que existía en la ciudad hasta ayer era la de la Clínica CardioVid, de la Congregación Mariana.

Miguel Ruz, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos de CardioVid, explicó que la institución lleva 30 años enfocada en las cardiopatías de los niños.

Al año, agregó, se realizan allí 300 cirugías y se atienden 1.600 niños entre consulta externa, ecocardiografías, cateterismos y otros procedimientos. Ruz añadió que en Cardiovid cuentan con el único electrofisiólogo pediatra de la ciudad y el segundo del país, encargado de enfermedades del ritmo del corazón como la taquicardia o la arritmia.

Heidy Barrios celebró la apertura de la Unidad en Medellín que permitirá “remitir a niños con cardiopatías de todo el país”.

Y, cuando estos centros no pueden atender a todos los pacientes que les remiten y las EPS tardan meses para autorizar un ecocardiograma, cada nuevo espacio es una alternativa para que el fantasma de las enfermedades del corazón no siga dejando más niños en el limbo y a la espera de procedimientos médicos.

Fuente: El Colombiano