wagner

¡Rebeldía de los Mercenarios del Grupo Wagner! Rusia ofrece garantías de seguridad a los que regresen a sus cuarteles

Mercenarios en rebeldía contra el Gobierno ruso en Ucrania

Miles de mercenarios se han levantado en rebeldía contra el Gobierno ruso, acusándolo de atacar uno de sus campamentos en Ucrania. El líder del grupo Wagner, Yevgueni Prigozhin, afirma controlar el Estado Mayor de las fuerzas rusas en Rostov. El presidente ruso, Vladimir Putin, lo ha acusado de traicionar a Rusia.

Tensión y rebelión en el Ejército ruso

La tensión entre Yevgeni Prigozhin y la cúpula del Ejército ruso ha estallado en las últimas horas con la entrada del jefe del grupo de mercenarios Wagner en la ciudad rusa de Rostov, sede del mando militar sur. Desde Moscú, se ha abierto una causa penal en su contra por incitar a la rebelión armada, lo que representa la mayor crisis interna para el Gobierno de Putin desde el inicio de la invasión ucraniana el año pasado.

 Acusaciones y ataques

Prigozhin ha acusado directamente a la oligarquía rusa y al Ministerio de Defensa, especialmente al ministro y a su némesis, Serguéi Shoigú, de engañar al presidente para invadir Ucrania. Horas después, el grupo Wagner denunció un ataque con misiles perpetrado por militares del Ejército ruso contra sus campos de entrenamiento. El Ministerio de Defensa ha rechazado tajantemente la acusación, calificándola de provocación informativa, y ha instado a los mercenarios amotinados a regresar a sus cuarteles, ofreciendo garantías de seguridad.

Llamado a la prudencia y acusaciones cruzadas

El Ministerio de Defensa ha instado a los mercenarios sublevados, aproximadamente 25,000 según Prigozhin, a ser prudentes y a ponerse en contacto con sus representantes o con las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley para resolver la situación. Prigozhin, por su parte, acusa a Shoigú y al jefe del Estado Mayor, Valeri Guerásimov, de haber aniquilado a 100,000 soldados rusos y de haber creado un “caso” con su estilo de mando en Ucrania. La fiscalía general de Rusia ha abierto un procedimiento por “organizar una rebelión armada”, lo que podría resultar en una condena de 12 a 20 años de prisión.

Reacción de Putin y advertencia

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha calificado la sublevación de los mercenarios como traición y ha afirmado que los responsables pagarán por ello. Reconociendo la labor del grupo como “héroes” en la guerra de Ucrania, Putin ha lanzado una advertencia contundente a aquellos que participen en el amotinamiento. Ha afirmado que cualquier motín interno representa una amenaza mortal para el estado y ha prometido acciones brutales para defender a la patria de dicha amenaza. Los responsables serán llevados ante la justicia, aseguró Putin, quien también mencionó que la situación en Rostov es difícil y que las fuerzas están trabajando para estabilizarla.