AntioquiaNoticias

Persecución: periodista Jhanuarya Gómez sufrió un atentado y 6 amenazas en 6 meses

Jhanuarya Gómez

La periodista comunitaria Jhanuarya Gómez reiteró que persisten las amenazas de muerte en su contra por parte de grupos violentos del Nordeste antioqueño, sin que la Fiscalía haya avanzado en el caso, a pesar de tener 6 denuncias, con pruebas incluidas, acumuladas en el expediente del caso.

Por César Londoño

En una entrevista con Análisis Urbano, la también líder social reveló que sufrió un intento de asesinato de una de sus hijas y recibió 6 amenazas, tan solo en los últimos 6 meses. Por eso, su familia tuvo que huir del municipio.

“En ese momento, la orden fue asesinar a mi hija de 11 años, ya que no podían hacerlo conmigo. Es difícil vivir así, mucho. En los 4 meses, me he cambiado de casa como 5 veces.

Rechazó que, incluso, las autoridades hayan desestimado algunas de sus denuncias por considerarlas poco graves, pero Gómez aseguró que en esos casos existen videos de cómo sujetos armados merodean en los alrededores de los lugares donde vive.

Al Gobierno nacional, dijo, le pediría mayor apoyo a los periodistas comunitarios líderes sociales, debido al riesgo que corren al aportar periodismo u obras sociales.

Jhanuarya Gómez está resguardada por la Unidad Nacional de Protección (UNP), lleva una vida solitaria, aislada, según admite. No tiene amistades y su familia no sabe en dónde está. Estar acompaña, en todo momento, por escoltas no es normal ni cómodo para ella.

Y es que su trabajo en la difusión de noticias en la región ha traído como consecuencia una constante persecución.

“Es difícil ejercer el periodismo en nuestra zona, más cuando hay tantos temas de índole social que se deben tocar con mucho tacto. Es complejo, de pronto, querer informar a la comunidad, pero sentir la presión de que si lo hago bien hecho, puede traerme muchas consecuencias (…) sentir la presión de qué puedo decir, qué es conveniente mostrarle a la comunidad (…) debido a las constantes amenazas, muchas veces me abstengo de brindar información que creo que es importante para la comunidad”, alertó.

Las amenazas contra Gómez iniciaron en abril de 2018, tras el paro minero de 2017 y una serie de investigaciones hechas sobre el tema.

“Uno puede decir que está muy bien, en un término muy cerrado porque, ampliamente, no lo podríamos decir así. Seguimos ejerciendo el periodismo en los municipios del Nordeste antioqueño”.

Parte de su agradecimiento van hacia la Policía Nacional por haberla sacado del municipio de Segovia en una dramática situación en la que pudo haber sido asesinada, con delincuentes armados alrededor de su casa.

Además, elogió el trabajo de la UNP, a la que calificó como “un ángel” por ayudarla a continuar con la labor social que sigue desarrollando.

Sin embargo, la protección puertas afuera no garantiza totalmente su seguridad, pues el tiempo que permanece en su casa, según comenta, suele estar acompañado de sujetos que buscan la manera de ingresar para hacerle daño.

Solicitud de reubicación

Jhanuarya Gómez quiere empezar de cero, ya sea fuera del departamento o fuera de Colombia. Necesita garantizar la vida de sus hijas, pero las decenas de solicitudes hechas a diferentes organismos nacionales e internacionales no han recibido una respuesta fructífera sobre cómo puede lograr esta meta.

Su dedicación a los proyectos sociales parecen ser una pasión, pero “en estos momentos, me preocupa más que todo mi hija de 11 años. Yo pienso que, psicológicamente, está mal. Es una niña que no duerme. Muchas veces me he levantado en la madrugada y está en la ventana revisando que no haya nadie y es bien triste. Quisiera, no por voluntad mía, volver a salir”, expresó.