Noticias

Los efectos del temblor en el municipio de Yolombó

El sismo que este jueves afectó el municipio de Yolombó sorprendió al alcalde Jesús Amador Pérez y a su equipo en medio de un consejo de seguridad. Muchos corrieron hacia la calle para saber qué había ocurrido.

“Nunca había sentido algo así de tanta magnitud, y la gente en las calles me decía lo mismo. Es que yo no recuerdo que alguna vez Yolombó haya sido el epicentro de un sismo”, expresó el mandatario.

El movimiento telúrico tuvo una magnitud de 4.0 y una profundidad menor a los 30 kilómetros.

Por fortuna, en el pueblo no ocurrieron afectaciones de gravedad ni hubo víctimas que lamentar. El alcalde dijo todo se quedo en un gran susto para los más de 25.000 habitantes del municipio, porque tampoco sintieron réplicas después del temblor.

En Yolombó se activaron los protocolos de gestión del riesgo, y el mismo mandatario dirigió la revisión a las partes más neurálgicas del municipio. Durante el sismo se evacuaron la mayoría de los edificios, incluido el Centro de Desarrollo Infantil y la Institución Educativa Eduardo Aguilar, esta última porque sufrió leves agrietamientos en su estructura.

“Eso sí, tiene afectaciones, pero tampoco son de gravedad. Es decir, no tiene fallas que amenacen con que el edificio pueda colapsar. Aún así, por prevención, decidimos enviar a los niños y jóvenes a sus casas”, explicó el alcalde.

El Departamento Administrativo para la prevención y atención de desastres de Antioquia (Dapard) ha estado pendiente de la situación, y no hay reportes ni en la zona urbana ni rural de viviendas que se derrumbaron, total o parcialmente, tras el sismo.

Pérez pidió a la comunidad, pues han estado circulando fotos con vías averiadas, no desinformar con noticias falsas, pues es material que corresponde a otros sitios y a diferentes fechas, pero no tienen relación con lo ocurrido esta mañana en Yolombó.

“Los estudiantes volverán a clases mañana con normalidad, y lo que nos llegó de las 85 juntas de acción comunal fue un parte de tranquilidad. El temblor no quedó en nada más que un susto colectivo, afortunadamente”, expresó el alcalde.

La institución educativa será evaluada para hacer las reparaciones, lo cual no impide que allí se desarrollen las actividades del día a día.

Claro que lo sí hubo algo que quedó irremediablemente destruido: una vieja plaza de mercado que ya había sido evacuada el año pasado por fallas estructurales, y que luego del sismo ni siquiera servirá para ser reforzada. Pérez señaló que le pedirá al Dapard asesoría para demoler la edificación.

Fuente: El Colombiano