AntioquiaNoticias

Las únicas mujeres que operan maquinaria de perforación trabajan en Gran Colombia Gold

maquinaria de perforación

Gran Colombia Gold es la empresa en la que, posiblemente, trabajan las únicas mujeres del país que operan maquinaria de perforación para áreas mineras subterráneas.

En el espacio radial Hagámoslo Bien, que se escucha en Segovia y Remedios, Daniela Velásquez, periodista corporativa de la multinacional, presenta los testimonios.

De las otras 128 trabajadoras que tiene la compañía, en total, hay otras 2 actualmente en capacitación para unirse al equipo en la mina El Silencio.

“Llegaron a través de capacitación junto al Sena (Servicio Nacional de Aprendizaje) en técnica de maquinaria amarilla”, explica.

Liliana Parra es una de las que operan maquinaria de perforación a 1.800 metros de profundidad.

Lea también: Corantioquia evaluó sistemas de Gran Colombia Gold

Aunque ha recibido apoyo de muchos compañeros, también ha luchado contra el machismo que surge por estar a cargo de una tarea como esa.

“Ha sido satisfactorio porque he tenido un buen grupo de compañeros que me han ayudado mucho a crecer como operadora y ha sido una experiencia dura porque nos relacionamos mucho con hombres machistas que dicen que uno no puede, que es mujer, que tiene cierta edad, pero no, ha sido una satisfacción de demostrarles que somos capaces”, asegura.

Johana Hoyos, quien opera maquinaria subterránea, destaca la oportunidad de desempeñarse en el área, además de tener oportunidades de estudio, lo cual -dice- es un beneficio para ella y  su familia.

“Antes no tenía la oportunidad de seguir estudiando y superándome y, además, es la oportunidad de tener un sustento. Lucho, día a día, por sacar a mi hijo adelante porque soy cabeza de familia”, resalta.

Imagen relacionada

Otra mujer coordina a quienes operan maquinaria de perforación

Ambas participaciones representan una meta cumplida para Yolima Vargas, quien coordina el equipo mecanizado en la mina El Silencio.

Además, considera que el desempeño femenino es superior al de los hombres y tiene sus argumentos.

“Pienso que las mujeres realizan un mejor trabajo con maquinaria pesada que los hombres porque son más delicadas, más cumplidas, más organizadas. Lo más importante es que se ayuda a madres de familia, que no tienen otras oportunidades y se lucha contra el machismo. Ha sido también un apoyo para mí que estoy a cargo esto”.

Pero no todos los hombres tienen inconvenientes con el trabajo de las mujeres en puestos tradicionalmente en manos masculinas.

Para el supervisor de mecanizados de la mina El Silencio, Terry Álvarez, la experiencia ha sido positiva, pues sostiene que “las mujeres son capaces de estar en ese ambiente laboral. Es algo motivador”.