Noticias

Las promesas de Jericó en torno a la minería

Con la firma este jueves de una carta de intenciones ante un notario en Jericó, la empresa minera AngloGold busca validar ante la comunidad su compromiso social con el municipio, donde pretende construir una mina para explotar cobre en la vereda Quebradona, Suroeste antioqueño.

Dentro de las promesas que oficializaron, además de usar menos del 1 % del caudal del río Cauca para las actividades de extracción mineral, y de los planes de reforestación y conservación de 1.972 hectáreas, también quedó que la Fundación Projericó, creada ayer, recibirá aportes de la minera para proyectos en el territorio.

De hecho, el presidente de AngloGold, Felipe Márquez, aseguró que esta organización cuenta con 600.000 dólares en sus fondos, y que tendrá otros 400.000 dólares cuando inicie la etapa de licenciamiento.

Inversión social

Durante la inauguración de la sede oficial de Projericó, ubicada en la calle de la Madre Laura, a cuadra y media del parque central de esa localidad, el directivo de la compañía aclaró que solo financiarán la fundación si obtienen la licencia ambiental para construir la mina.

“Durante la explotación los aportes dependerán de la extracción; es decir, pondremos 15 dólares por cada tonelada exportada, pero si se extrae menos, entonces como mínimo entre los años de construcción y de operación destinaremos 55,8 millones de dólares”, dijo.

Eso sí, observó, esto no está relacionado con la responsabilidad social que tiene el proyecto, sino que funciona de manera independiente, y aunque para la fecha solo hay una persona contratada, se espera que Projericó pueda funcionar de forma independiente, con o sin minería.

No obstante, Beatriz Franco, integrante de la Mesa Ambiental de Jericó, manifestó que no es casual que se conforme la fundación ad portas de un proceso electoral, cuando AngloGold la pudo crear hace años, pues ya llevan más de una década haciendo presencia en el municipio.

“Esa buena intención no es otra cosa que interés. El hecho de que digan que si no hay licencia no hay más inversión en lo que crearon demuestra que no hay verdadero esmero en buscar el desarrollo de la comunidad, sino en usarlo como estrategia para sacar provecho” expresó.

Márquez explicó que Projericó no se pensó antes porque siempre se hace cuando está próxima la fecha del licenciamiento o la operación, y que es evidente que si no les otorgan la licencia no tendrán una mina de donde salgan los recursos para aportar y la fundación deberá buscar recursos por otro lado.

Garantías

Para evitar que Projericó sirva a intereses políticos, AngloGold conformará una secretaría técnica que dará las líneas de inversión y funcionará como auditora de los recursos. Esta instancia aún no existe, aunque la fundación fue oficializada ayer.

Por otro lado, hay un consejo directivo que está integrado solo por personas de la compañía, aunque la idea es que participen habitantes de Jericó. La minera reconoce que esta participación ha sido compleja porque varias personas, al enterarse que detrás está el proyecto Quebradona, rechazan hacer parte de la fundación.

Adelantar trámites

Aún así, Márquez indicó que querían arrancar con esta iniciativa para que cuando haya una secretaría técnica y un consejo no deban iniciar todos los papeleos, sino que puedan arrancar a estudiar proyectos viables para desarrollar en la comunidad.

El concejal Jhon Jairo Henao sugirió que dentro de las inversiones de la fundación se prioricen proyectos del plan de desarrollo, pero AngloGold respondió que, aunque sí debe existir articulación la idea es que haya un balance para que no se convierta en una herramienta política.

Por su parte, el promotor turístico Carlos Mario Vanegas expresó que lo ideal es que Projericó sirva para desaparecer la división que existe en el municipio entre quienes apoyan la minería y los que no.

Durante el acto de inauguración de la sede de la fundación, Luis Fernando León, exsecretario de Planeación, llamó la atención porque a su juicio la compañía no tuvo una buena estrategia de educación social y por eso muchos jericoanos no se sienten parte y rechazan el proyecto.

La voz más crítica fue del corporado Jovany Zapata, quien dijo que el acto de la firma de compromisos es una nueva ruptura en la democracia local, pues aún está vigente el acuerdo que prohíbe la minería en Jericó, y aunque esta actividad no es de exploración o extracción, sí está encaminada a promover la misión minera de AngloGold.

Fuente: El Colombiano