AntioquiaNoticiasPolítica

Injerencia política, la nueva táctica de la Mesa Minera

injerencia política

Después de un violento paro, contrarrestar la formalización e impedir el desalojo de minas invadidas, finalmente la Mesa Minera llega a su objetivo: la injerencia política.

Filtrarse en la administración municipal era una de las metas que esta organización que avala la explotación ilegal de yacimientos en Segovia y Remedios.

Ahora, con el triunfo de Didier Osorio como alcalde de Segovia, se conforma una nueva estrategia en el que a minería ilegal lanza sus garras hacia las decisiones del Ejecutivo local.

¿Cuál era el plan de la Mesa Minera para lograr la injerencia política?

Todavía no figuraba, al menos públicamente, el nombre de Osorio para ocupar el puesto del líder de la Mesa Minera en la administración municipal.

Ese puesto de guerra lo ocupaba el expresidente de la asociación, Eliober Castañeda, quien lideró la negativa de la formalización minera hasta llegar a la palestra política.

Castañeda se inscribió por firmas con –supuestamente– 10.125 apoyos de los segovianos, pero la Registraduría le anuló el 60 % de estos por irregularidades y logró el aval con 5.558.

Sin embargo, antes de lanzarse oficialmente como alcalde, reculó y renunció a esa posibilidad, para darle paso a Didier Osorio.

Y es que este ya venía con el apoyo del Polo Democrático Alternativo (PDA) de Jorge Robledo, y el partido Alianza Verde.

Los planes que hay detrás son la injerencia política desde la minería ilegal, relacionada con grupos irregulares, y viceversa.

Ese escenario pone en riesgo el avance de los proyectos de formalización alcanzados hasta la fecha entre titulares legales y el Estado.

¿Habrá alguna regulación de esa injerencia política?