AntioquiaNoticias

Incautan explosivos y marihuana que tenían como destino el Bajo Cauca

La Policía Metropolitana incautó, este miércoles, cargas de explosivos y marihuana que tenían como presunto destino los municipios del Valle de Aburrá.

El general Eliécer Camacho, comandante de la Policía, dijo que la actividad de control se realizó en el marco de un plan de choque con unidades de la Policía Fiscal y Aduanera, las cuales ubicaron a un ciudadano que transportaba tres cajas de cartón sospechosas en Sabaneta.

Gracias al nerviosismo del propietario, los oficiales se percataron de revisar y encontraron 1.567 barras de explosivos de Emulnor 3.000, un componente usado comúnmente en procesos de minería.

“Lo que se pudo saber, con los procedimientos de inteligencia, es que el cargamento provenía de Ipiales y se dirigía al municipio de Bello, donde sería recogido para transportarse hasta la región del Bajo Cauca”, indicó Camacho. La persona fue capturada y entregada a la Fiscalía para su judicialización.

Los otros dos decomisos ocurrieron en la vía que conduce de La Pintada a Caldas. El primero fue realizado por unidades de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía donde se logró la incautación de dos cargamentos de marihuana provenientes de Cali que sumaban 225 kilos.

“La información que se tiene es que los estupefacientes iban dirigidos hacia Santa Marta para distribuirse en el norte del país. Se tienen dos personas capturadas que tendrán que responder por esta mercancía que tenía un costo de 660 millones de pesos”, afirmó Camacho.

El segundo decomiso, que se registró en el mismo trayecto, se dio cuando un ciudadano arrojó un mueble en zona rural al percatarse de la presencia de los uniformados y al verificarlo “encontraron que escondía 15 kilos de marihuana que, según la investigación adelantada, serían distribuidos en Medellín”, culminó el funcionario.

El Juzgado 29 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías impuso medida de aseguramiento en su lugar de domicilio en contra de los dos conductores como presuntos responsables de transportar estupefacientes. Estos no se allanaron a los cargos imputados por un fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata (URI).