Noticias

Eliober Castañeda abandona candidatura a la Alcaldía de Segovia para buscar un candidato con “mejor preparación”

alcaldía de segovia

El hasta hoy aspirante a la alcaldía de Segovia y expresidente de la Mesa Minera, Eliober Castañeda, decidió no inscribir su candidatura y retirarse de la contienda electoral, para buscar un dirigente “mejor preparado” para el cargo.

El mismo representante de la minería ilegal confirmó la información en una transmisión de Facebook Live, donde sostuvo que su determinación tiene razones de “orden personal”.

En esa alocución, adelantó que este mismo miércoles habría una reunión con su equipo político para anunciar el nombre de su sustituto en la carrera por hacerse con la alcaldía de Segovia, pues –entre líneas– admitió no cumplir con el perfil necesario.

“(Vamos a) anunciarles el nombre de la persona que recoja las cualidades y estudios que permitan que tengamos un alcalde con la mejor preparación posible, para que estructure los cambios e impulse los procesos que permitan que se dé el cambio que necesita Segovia”, reveló.

Lea también: Eliober Castañeda intenta defender firmas anuladas por la Registraduría en Segovia

La renuncia de Castañeda se produce una semana después de que la Registraduría Nacional del Estado Civil le anulará casi 5.000 firmas (42 %) de las 10.000 que presentó para registrar su grupo significativo de ciudadanos.

¿Inhabilitación?

¿Pero tendrá este caso relación con esa eliminación de firmas o es que reaparece la sombra de la inhabilitación por las investigaciones del paro minero de 2017 liderado por él, entre otros personajes?

“Mi decisión surge de consultar y analizar todos los escenarios y, por respeto a mi comunidad, la mejor opción es buscar otro candidato que tenga el perfil idóneo para gobernar nuestro municipio con propiedad”, detalló.

Puede interesarle: Eliober Castañeda reitera su apoyo a mineros ilegales imputados por Fiscalía

La huelga del sector minero ilegal en 2017 duró 42 días, con el fatal resultado de 3 personas muertas, más de 50 heridos, pérdidas milmillonarias para el sector comercio y promesas de formalización y adaptación a una explotación ecológicamente responsable que nunca se dio.