Noticias

El drama de desalojar un edificio residencial que era de los socios de Pablo escobar

La incertidumbre convive con los residentes de un edificio ubicado en Itagüí, municipio del sur del valle de Aburrá, que supuestamente perteneció a los hermanos Galeano, socios del narcotraficante Pablo Escobar, y que está en proceso de ser desalojado en una diligencia que tiene pendiente la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

La historia tiene dos caras. Por un lado, están las personas que han vivido en este lugar por más de dos décadas. Ellos, sin pensar que sucedería, recibieron una notificación cinco días antes del desalojo, que se tenía previsto para el pasado 12 de junio. Sin embargo, tras interponer acciones de tutela, el proceso tuvo que ser suspendido y ahora están a la espera de un fallo definitivo. El pasado 30 de julio, recibieron una nueva carta en la que la entidad les indicó que el desalojo será el 20 de agosto.

Por otro lado, está el argumento de la SAE para cumplir el procedimiento: este edificio, que tiene 15 apartamentos, es un bien del Estado que está bajo su administración y debe ser recuperado para destinarlo a un fin que genere productividad. Para la entidad, los habitantes del lugar son ocupantes irregulares.

Sin embargo, según Yolanda Cuervo, residente del lugar, cuando la SAE llegó a hacer el desalojo, en la documentación del procedimiento, la dirección no correspondía con la del edificio, por lo cual no se pudo efectuar. Y asegura que en la nueva notificación, la ubicación del sitio sigue siendo equivocada.

Asimismo, dijo que ninguna de las 12 familias que vive allí entró por la fuerza y que todos esperan un proceso con garantías, en el cual los escuchen y les den los argumentos por los cuales deben salir de allí, pues, según indicó, desconocen las razones.

Fuente: El Tiempo