Noticias

El alto precio del gas en Colombia: causas y consecuencias

En los últimos años, Colombia ha enfrentado un aumento sostenido en los precios de los servicios públicos y los alimentos, lo que ha afectado el bolsillo de los ciudadanos. Sin embargo, hay un factor invisible detrás de la alta inflación en el país: el precio del gas. Este combustible ha experimentado un aumento del 27% en los últimos meses, superando incluso el incremento en la energía eléctrica.

La depreciación del peso frente al dólar es una de las principales razones detrás de esta subida. Tanto el precio del gas como la tarifa de transporte se ajustan con la tasa de cambio, y otros componentes de la tarifa se ajustan también con el índice de precios al productor, que ha tenido incrementos importantes debido a la coyuntura inflacionaria internacional. Como resultado, el precio del gas ha aumentado más rápido que la energía eléctrica, lo que ha pasado en segundo plano mientras se discute ampliamente el incremento en la tarifa de la electricidad.

El aumento en el consumo de gas natural es otra causa de la subida del precio. Cada vez más hogares utilizan gas, y un componente de la generación eléctrica también utiliza este combustible. Mientras la demanda aumenta, la producción se mantiene estable, lo que ha obligado a importar gas y aumentar los precios. La guerra en Ucrania ha influido en la subida de los precios del gas importado.

La ciudad de Riohacha, en la Guajira, ha experimentado el mayor incremento de precios, llegando al 40%. La producción de gas natural en La Guajira se ha reducido, generando 48 millones de pies cúbicos en 2021 en comparación con los 187 millones en 2018. Esto afecta a todo el país, ya que se han tenido que importar grandes cantidades de gas desde Córdoba, lo que aumenta los costos.

El alza en el precio del gas es más aguda que la de la gasolina, que ha subido un 18,68% en los últimos 12 meses. Aunque el Gobierno ha empezado a eliminar los subsidios a la gasolina, el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles ha evitado un aumento mayor. Si se eliminara completamente el subsidio, el precio subiría un 40%.

En conclusión, el alto precio del gas en Colombia tiene múltiples causas, incluyendo la depreciación del peso, el aumento en el consumo y la disminución de la producción. Esto ha pasado desapercibido en comparación con otras alzas en los precios, pero tiene un impacto significativo en la economía de los colombianos, especialmente aquellos en las regiones más afectadas.