Antioquia

Desde Segovia las mujeres exigen garantías reales de seguridad en la Mesa Departamental de la Mujer

Este jueves se celebró la  tercera reunión de la Mesa Departamental de la Mujer realizada de manera virtual y presencial en el municipio de Segovia, Salón Cacique Dorado, con el saludo e instalación del Gobernador (e) Luis Fernando Suárez.

A esta sesión acudieron representantes de la Gobernación de Antioquia, a través de las secretarías de la Mujer y de Participación Ciudadana, de la Alcaldía, en cabeza del Alcalde Didier Alexander Osorio y Mónica Acosta, primera dama, de la fuerza pública Ejército y Policía, concejalas de Segovia, mujeres representantes de varias organizaciones femeninas y algunas asistencias especiales, entre ellas la presencia de Alejandra Rúa, la afligida madre de la niña Anyeli Úsuga Rúa, asesinada hace 7 días y su tumba profanada en la madrugada del lunes 21 de septiembre, un día después del entierro.

En la Mesa se denotó el compromiso institucional, y la preocupación por la situación de las mujeres en el departamento, la subregión Nordeste y en Segovia, municipio anfitrión de este importante espacio que se abre a la participación libre y en red de las mujeres en Antioquia.

Entre las causas de la situación de violencia con los jóvenes y niños no solo se reconoce la inequidad social, sino también factores como la falta de oportunidades y de espacios, como el cultural, “para ganarle a los flagelos de la prostitución, la drogadicción y la violencia que azotan nuestro territorio”, según apuntó el Alcalde, quien reiteró su compromiso con la nueva Casa de la Cultura, con “la generación de entornos sociales protectores para todos” y con la vida, lamentando que el gobierno central no escuche las peticiones que en materia de seguridad se le han hecho, y que ni siquiera se hayan cumplido algunos compromisos del Consejo Subregional de Seguridad efectuado seis meses atrás.

La fiscalía, a través de su director regional, anunció atención especial al caso de Anyeli y anunció rápido esclarecimiento del mismo.

En general se insiste en políticas de seguridad efectivas, en el rechazo e indignación de las mujeres frente a lo sucedido con Anyeli y con tantas otras mujeres. La concejala Marla Uribe solicitó “crear en el municipio de Segovia la Casa de la Mujer, concebido como un espacio para la protección y promoción de los derechos de las mujeres.”

Carolina Ramírez pidió que el caso de Anyeli sea tipificado de feminicidio y garantías reales para que no vuelva a suceder. “Las mujeres tenemos derecho a caminar libres por donde se nos plazca.”, dijo.

“Necesitamos acción y no lamentos. Las mujeres nos sentimos inseguras.” Palabras de Mónica Acosta.

Lo paradójico de la situación estuvo en que en el momento que se desarrollaba la reunión fue abaleada una mujer a tres cuadras de allí, la cual fue conducida al hospital.