AntioquiaNoticias

Ciudadanía ignoró llamado de agitación de la Mesa Minera

llamado de agitación

Vacías. Así lucieron las calles de Segovia, este jueves, durante la manifestación contra el Gobierno; la ciudadanía ignoró el llamado de agitación.

Era la Mesa Minera la que tenía como propósito incendiar nuevamente las vías del municipio con el pretexto de reclamar derechos.

Sin embargo, apenas unas 200 personas acudieron a su convocatoria, aunque esperaban -incluso- el respaldo de unos 1.000 campesinos que no asistieron.

Lea también: Ordenan toque de queda en Cali desde las 7:00 pm por actos vandálicos

Con esto, esa asociación, que apoya la minería ilegal en la localidad, recibió una respuesta contundente de los residentes.

Y es que los segovianos no quieren violencia, mucho menos, volver al estado de angustia que vivieron en 2017 con el paro minero.

En esas fechas, durante 43 días, 3 personas fallecieron tras los disturbios. Otras 50 resultaron heridas.

Además, el sector comercial se vio afectado a tal punto, que registró pérdidas diarias de 300 millones de pesos de las que aún no se recupera.

Consigna del llamado de agitación: “Gobierno neoliberal”

Según Jaime Alonso Gallego, el gobierno del presidente Iván Duque es “neoliberal” y quiere llevar a la población “a la esclavitud”.

Con ese argumento, señaló que los funcionarios del Estado, como policías y otros, no reciben salarios cónsonos con la realidad económica.

Pero Gallego no mencionó las pretensiones de la Mesa Minera, tener injerencia en el gobierno municipal para ganar espacio en la explotación ilegal de yacimientos.

Los hechos, como la negativa abandonar minas invadidas y generar derrumbes en yacimientos privados, buscan desestabilizar el sistema local para controlar la actividad.

¿Quiénes quedarían en el poder de la minería? Un grupo de la Mesa Minera autodenominado defensor de la actividad ansestral, pero en la que solo vale la riqueza de la directiva de la asociación.