Internacional

Canadiense Minquest abandona concesión minera en la montaña de siete colores

Lima, 21 jun (EFE).- La empresa minera Minquest, filial de la canadiense Camino Minerals, anunció hoy su intención de ceder la concesión que tenía en la turística “montaña de los siete colores”, en la región sureña de Cuzco, según informó hoy el ministerio peruano de Energía y Minas.

Minquest ha comunicado hoy al ministerio de Energía y Minas su intención de ceder la concesión de la zona minera RED BEDS 2, en la cual se encuentra la montaña Vinicunca, o de los siete colores, y que se superpone a una propuesta de área natural de conservación regional.

El ministerio informó, mediante un comunicado, de que esa intención había sido igualmente adelantada al Gobierno Regional del Cuzco, la Dirección Desconcentrada de Cultura del Cuzco, y a la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente.

No obstante, la cartera de Energía y Minas apuntó que Minquest deberá formalizar esta decisión en los próximos días, mediante carta ante el Instituto Geológico Minero y Metalúrgico (Ingemmet), la entidad que le otorgó la concesión en marzo pasado.

Desde que obtuvo la concesión minera este año, Minquest no había pedido hacer exploración minera alguna en la zona, indicó el ministerio.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, había declarado ayer que la turística montaña de siete colores, ubicada en la provincia de Canchis, sería preservada, ante la información de que formaba parte de una concesión minera.

El Ministerio de Energía y Minas reiteró hoy que “hará todo lo que sea necesario para preservar el cerro Vinicunca, que es un atractivo turístico natural del Perú”.

La ONG CooperAcción denunció esta semana que la montaña formaba parte de una concesión minera desde marzo, que se superponía parcialmente a la propuesta de un área natural de conservación regional en esa zona.

El cerro Vinicunca se encuentra en el camino al Ausangate, la montaña sagrada de Cuzco, antigua capital del imperio incaico, y centro del Qoyllurit’i, la mayor peregrinación religiosa de Perú, reconocida desde 2011 como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la Unesco.

La montaña, situada a unos 5.200 metros de altitud sobre el nivel del mar en la cordillera de Vilcanota, debe el contraste de sus llamativos colores en franjas turquesas, doradas y fucsias, entre otros, por la oxidación de la alta concentración de metales que contiene. EFE

FUENTE LA VANGUARDIA .COM