AntioquiaNoticias

Calles vacías y miedo, los estragos del paro armado en Segovia y Remedios

El paro armado al que llamó el ELN del 14 al 17 de febrero dejó sus estragos en los municipios de Segovia y Remedios.

Principalmente, los locales comerciales cumplieron en gran medida con la convocatoria, debido a lasa amenazas de muerte. La gente también decidió no salir.

El mayor cierre de comercios se vio en las veredas Panamá Nueve, Lejanías y Cañaveral, en Remedios, donde sus habitantes abandonaron las calles y prefirieron estar a salvo en sus casas.

Este es el impacto psicológico del conflicto armado que todavía genera estragos en la población civil.

Desde la ONG campesina Cahucopana, defensora de derechos humanos, se pidió a los grupos armados a respetar la vida de la ciudadanía, pero también solicitaron al Gobierno a restablecer el proceso de paz con el ELN.