NacionalNoticias

ATENCIÓN | A 36 años de la tragedia que mató a 25 mil personas en Armero

La noche del 13 de noviembre de 1985, el volcán nevado del Ruiz hace erupción, llevándose no solo un pueblo llamado Armero en el departamento del Tolima, si no a más de 23.000 personas de las 29.000 que habitaban este municipio.

Una tragedia anunciada, ya que durante los días previos persistía una lluvia de cenizas sobre la región.
Geólogos y otros expertos habían advertido a las autoridades sobre el peligro inminente que esto representaba. Pero no se hizo nada.

Los pobladores de Armero, habían visto un fogonazo de luz roja sobre el cráter del volcán arenas sobre el nevado del Ruiz, cerca de las 9:30 pm.

Las alarmas en esta ocasión no sonaron, nadie supo nada.

A las 11:30 pm, escucharon un ruido espantoso, fue el momento en que el alud irrumpió sobre Armero y todo acabo.

Esta erupción provocó un deshielo y una enorme creciente que bajaba por el río Lagunilla aproximadamente a 35 Kms por hora.

Creciente mortal llena de lodo, rocas, árboles, cenizas y tierra que recorrió los 48 Kms que separaban el volcán del pueblo.
La mayoría de los ciudadanos ya dormían.

Una de las historias más conmovedoras, fue la de la joven Omaira Sánchez de 13 años, estuvo atrapada durante 72 horas. Luchó hasta el último momento, el agua le llegaba casi al cuello, tenía las piernas atrapadas con paredes de la casa destruida que yacía bajo el lodo.

Nunca la pudieron rescatar.

Omaira, sonreía con esperanza en las primeras horas, decía chistes y que ella con sus pies lograba tocar el cuerpo de una tía fallecida en la tragedia.

Poco menos de un año después, el Papa Juan Pablo II, visito la zona del desastre en compañía del presidente de la época Belisario Betancur, allí declaró este lugar como campo santo.

36 años después, todavía al pasar por el lugar se observan algunas ruinas, que nos hacen recordar la tremenda fuerza de la naturaleza.