AntioquiaNoticias

Atacan a puñaladas a profesora de la U de Antioquia previo al balance de seguridad en la región

El gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, rechazó el intento de homicidio cometido este miércoles en la madrugada contra la profesora de la Universidad de Antioquia, Sara Fernández, que ocurrió horas antes de presentar el balance de seguridad regional de los primeros 2 meses de 2020.

La docente de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad de Antioquia, resultó herida en la madrugada de este miércoles cuando un hombre no identificado entró a su vivienda y la atacó con arma blanca.

Un panfleto con amenazas había llegado previamente a la oficina de la Asociación de Profesores de la Universidad, donde la víctima es secretaria.

Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) fue la organización criminal que firmó el panfleto dirigido a la comunidad universitaria que rechazó el ingreso del Esmad al campus.

Fernández está internada y estable en la Clínica León XIII de Medellín, a pesar de recibir una puñalada en un pulmón. El centro de salud emitió un comunicado sobre la contingencia.

“A ella nuestra solidaridad y apoyo, y a toda la comunidad universitaria (…) ya fue capturado el presunto responsable en flagrancia (…) he mencionado la trascendencia inmensa de avanzar en esta investigación y dar con los autores intelectuales que buscan desestabilizar el interior de la universidad y todo el territorio”, aseguró el gobernador.

Este hecho ocurrió justo horas antes de que la autoridad presentara el balance de seguridad del período enero-febrero de 2020, que cerró con 374 asesinatos.

El resumen -dijo el gobernador- revela una disminución de las cifras de homicidio en el Valle de Aburrá, Oriente, Occidente y Urabá, pero un incremento de la incidencia en el Suroeste, Nordeste (incluido Segovia), Magdalena Medio, Norte y Bajo Cauca.

El mayor repunte de casos de asesinatos se produjo en el Bajo Cauca, que pasó de 28 en 2019 a 39 en 2020, es decir, un incremento de 39,28 %.

Aunque en febrero, el número bajó de 33 (2019) a 27 (2020), la cifra general de los 2 primeros meses subió 8 %, de 61 a 66 asesinatos.